brucellose IOP achat acomplia HDL hemorragie achat viagra travail cytologie achat rimonabant charge menstruation achat cialis age global achat acomplia equipe de dosage achat levitra canal generique achat clomid physique medicale achat kamagra politique RTI

El trailer final

jueves, 10 de marzo de 2005

Después del adelanto de hace unos meses (el Teaser trailer), por fin se estrena el trailer final de «La venganza de los Sith». Será esta noche, a las 20:55, en Antena 3 TV, que se adelanta a la première mundial de mañana.

Hace tres años, se llenaron cines enteros para ver los 3 minutos de adelanto de «El ataque de los clones». Supongo que verlo desde el sofá no es lo mismo que en el cine, rodeado de freaks y disfrazado de Chewbacca, pero bueno, algo es algo.
C3PO en «La venganza de los Sith»
Por cierto, hubo quien no pudo esperar: ya hay una copia disponible por la red.

No os olvidéis: esta noche, a las 20:55 h, dentro del telediario de Antena 3. Tengo ganas de ver cómo lo presenta Matías Prats…

Industria del arte

lunes, 28 de febrero de 2005

Jorge Drexler con su OscarCuando oigo eso de «industria cinematográfica» o «industria musical» se me cae el alma a los pies. Arte e Industria… ¿no es un contrasentido?

Arte: Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros.

Industria: Conjunto de operaciones materiales ejecutadas para la obtención, transformación o transporte de uno o varios productos naturales.

Una muestra de esta mezcla y confusión en la que estamos metidos tuvo lugar ayer. Seguro que ya lo habéis visto: la cadena que retrasmitía la entrega de los Oscar™ pensó que Jorge Drexler no vendía lo suficiente como para cantar en la ceremonia. En su lugar, pusieron a Banderas y Santana, dos artistazos, pero que dieron bastante pena, la verdad.

Al final, el Arte (con A mayúscula) pudo con todo. Porque sí, ganó. Y Jorge Drexler se desquitó cantando a capella una estrofa de «Al otro lado del río» al recibir el premio. Ahí queda eso.

Oscar y justicia

lunes, 28 de febrero de 2005

Retrato de Martin ScorseseEl otro día leía en BBC Mundo la nota «¿Alguna película valiosa?», en la que se planteaba si los Oscar™ son premios a la calidad o simplemente una maniobra de mercadotecnia.

Viendo la enésima derrota de Martin Scorsese, vuelvo a plantearme la justicia de los premios.

Por qué creo que los Oscar™ no son un baremo válido:

  • Las películas compiten con las del mismo año. Así, si un año la cosecha es buena, se quedará sin premio una película que, en un año flojo, arrasaría.
    Por ejemplo, en 1976, «Barry Lyndon» se quedó sin el premio que se llevó, merecidamente, «Alguien voló sobre el nido del cuco».
  • El criterio de los académicos responde muchas veces a razones comerciales.
    Ejemplo: en 1995, «Forrest Gump» dejó sin premio a «Pulp Fiction» y «Cadena Perpetua».
  • En otras ocasiones, ni siquiera se sabe qué criterio siguen.
    Ejemplo: en 1964, la ganadora fue «Tom Jones», mientras que «Irma la dulce»… ¡ni siquiera estuvo nominada! Lo mismo pasó en 1969: ganó «Oliver!», mientras que «2001, una odisea del espacio» no optó a la mejor película.

Por ello, ni un Oscar™ asegura una buena película, ni una buena película asegura un Oscar™.

Tanto es así que han tenido que crear el Oscar™ honorífico, el Oscar™-desagravio, para saldar sus deudas con gente como Hitchcock, Orson Welles o Cary Grant.

Que vayan preparando uno para Scorsese. Se lo deben.

Descubriendo Nunca Jamás

domingo, 27 de febrero de 2005

Johnny Depp, Marc Forster, Kate Winslet y Nick RoudEl viernes fuimos a ver «Descubriendo Nunca Jamás», de Marc Forster.

El reclamo para mí fue Johnny Depp, que suele escoger muy bien las películas en las que participa. Rara vez he salido decepcionado de una peli suya. Y esta vez, tampoco.

A pesar de Johnny Depp, temía encontrarme con una historia ñoña y edulcorada al estilo Disney. Pero no, de eso nada. Está llena de emociones contenidas, de las que te ponen un nudo en la garganta. Transmite, y sin caer nunca en excesos.

También me sirvió para volver a ver a Julie Christie, la Lara de Doctor Zhivago.

¡Olvidate de mí!

viernes, 25 de febrero de 2005

Esta semana tuve la oportunidad de ver «¡Olvídate de mí!». Otra historia de Charlie Kaufman, escrita mano a mano con el director –Michel Gondry– y Pierre Bismuth, y por la que están nominados al Oscar™ al mejor guión original. Buenísima. Como siempre me pasa, no he podido ver todas las películas candidatas; pero si, finalmente, se lleva el muñeco, será justo premio.

Siempre tengo algo de recelo cuando aparece Jim Carrey en el reparto. Ya me pasó con «El show de Truman», de la que salí gratamente sorprendido. Aquí está bien, con un papel que le encaja perfectamente. Vamos, si pienso en un drama en el que pueda salir, pensaría en algo como esto.

La réplica se la da Kate Winslet, que está también nominada al Oscar™ por este trabajo. Está estupenda en un personaje en las antípodas de la Rose que la hizo famosa en Titanic.

Si te gustaron «Cómo ser John Malkovich» y «Adaptation (El ladrón de orquídeas)», ésta te encantará.

Fotograma de «¡Olvídate de mí!»

Actualización: efectivamente, se ha llevado el Oscar™ al mejor guión original.

El futuro del negocio, a debate en La2

miércoles, 23 de febrero de 2005

Disco compactoProgramen sus vídeos. Esta noche, a las 22:45 (hora peninsular) y por La2 de TVE podremos ver un buen debate sobre la piratería musical, el intercambio de archivos y el canon.

El debate se emite dentro del programa «Enfoque», que presenta Pedro Piqueras, y participan:

También intervendrá -vía vídeo- Teddy Bautista, que tratará de defender a la sociedad de gestión que preside (la SGAE) de la opinión generalizada de que son unos ladrones.

En mi opinión, creo que el debate no está correctamente planteado. No se puede meter en el mismo saco las redes P2P y la piratería, porque tienen una diferencia importante: el ánimo de lucro.

De todos modos, las esperanzas están puestas -sobre todo- en David Bravo, que ya ha demostrado más de una vez su claridad de ideas y su gracia para expresarlas. Recomiendo, si no la habéis oído, que os descarguéis su conferencia «Las mentiras más famosas sobre la piratería». Es realmente brillante.

Miami Vice

miércoles, 16 de febrero de 2005

Era de esperar. Siguiendo la tendencia de llevar al cine series antiguas…
Sonny Crockett y Ricardo Tubbs

…tarde o temprano habría que llegar a Corrupción en Miami.

La nueva versión en pantalla grande contará con Colin Farrell como Sonny Crockett (el papel que hacía Don Johnson) y Jamie Foxx, que se meterá en la piel de Ricardo Tubbs (el que hacía un tal Philip Michael Thomas). La dirección correrá a cargo de Michael Mann, el que fuera productor ejecutivo de la serie. Está previsto que se estrene el año que viene.

¿La ubicarán en los ’80? ¿Se atreverán con aquel vestuario que marcó toda una época? Sin la americana-remangada-sobre-camiseta no sería lo mismo…

Por cierto, ¿os ha gustado alguno de estos revivals? Espero que no empañen el buen recuerdo que tengo de ésta.

Largo domingo de noviazgo

jueves, 10 de febrero de 2005

Aviso: en este post no seré objetivo. Ni puedo ni, supongo, sería interesante que lo fuese.

El lunes fuimos a ver Largo domingo de noviazgo. Y, bueno, ¿qué decir?. Otra maravilla de Jean-Pierre Jeunet. Ya me conquistó desde los títulos de crédito de Delicatessen, la primera de sus películas que vi. Después, Amélie, una gozada.
Audrey Tatou y Jean-Pierre Jeunet, durante el rodaje
Largo domingo de noviazgo tiene muchas cosas en común con Amélie:

  • El argumento: toda la película es una búsqueda
  • En el reparto se repiten muchos de los de Amélie
  • El montaje y la fotografía, magníficos en Amélie, son similares. De hecho, los responsables son los mismos: Hervé Schneid y Bruno Delbonnel

Pero ojo, esto no es Amélie. A pesar de todas estas similitudes, no estamos en aquel Paris idealizado, sino en plena 1ª Guerra Mundial, con el barro hasta la rodilla. En algunas fases, es verdaderamente dura.

Es de esas películas llenas de detalles que se te escapan la primera vez y que -seguro- volverán a sorprenderte la segunda. Estoy deseando volver a verla.

Por cierto, si os interesa, aquí está el tráiler en formato Quicktime (11.3 MB).

Star Wars en TV: rumore, rumore

viernes, 17 de diciembre de 2004

Yoda con Kevin SmithComo digo en el título, por ahora es un rumor, pero ya lo he visto en distintas fuentes: parece que George Lucas podría estar decidido a sacar adelante su viejo proyecto de llevar Star Wars a la pequeña pantalla. Eso sí, no sería él quien llevase las riendas del proyecto. El director sería Kevin Smith, autor de películas como Clerks, Mallrats o Dogma, y reconocido admirador de la saga. No en vano, en todas sus películas ha introducido algún guiño, e incluso a algún actor, como Mark Hamill o Carrie Fisher (Luke Skywalker y la Princesa Leia, respectivamente)

La verdad es que podría venirle bien un aire nuevo en la dirección. Las últimas entregas, «La amenaza fantasma» y «El ataque de los clones», no están a la altura de las tres antiguas. Kevin Smith sería la voz de los seguidores de Star Wars, que conocen su universo mejor que el propio Lucas. Un ejemplo: la 3ª entrega de la primera trilogía, «El retorno de Jedi», en un principio iba a llamarse «La venganza del Jedi». Cuando se hizo público, los fans pidieron que lo rectificaran, puesto que iba contra la filosofía Jedi: un Caballero Jedi no puede albergar sentimientos negativos:

El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento, que es el lado oscuro de la fuerza….

Bueno, además de rumores, tenemos desmentidos. ¿Qué dice Kevin Smith de todo esto?

P: ¿Qué hay sobre los rumores sobre su participación en la serie de TV de Star Wars?
KS: Yo también leí sobre ellos. Es extraño, ¿no te parece? Yo pensé que era extraño.

P: ¿No lo va a hacer? ¿O no piensa hablar sobre ello?
KS: (Sonriendo) No tengo nada para decir, realmente.

P: Pero, ¿le interesaría?
KS: ¡Por supuesto! ¿Quién no querría realizar una serie de TV de Star Wars?

¿Resulta convincente?

Los minicines

lunes, 13 de diciembre de 2004

Robert Mitchum en «La noche del cazador»Cuando tenía 5 ó 6 años, en mi ciudad había 4 cines. Eran 4 estilos de cine distintos:

  • El «Marta y María» era el superviviente de una vieja generación de cines que ya habían cerrado sus puertas definitivamente (el «Florida» y el «Clarín»). Estaba ubicado en un edificio del siglo XVII, la Casa de García Pumarino o de los Llano Ponte.
  • El «Almirante», más moderno y espacioso, con una pantalla enorme
  • El «Canciller», era el más joven de todos. No duró mucho abierto, a pesar de estar situado en uno de los barrios más populares, Versalles.
  • Los cines «Chaplin» creo recordar que, desde sus inicios, tenían varias salas. Según me apunta Gerardo, realizaba pases de clásicos y algún ciclo por autores o temas. Después acogió Cine Porno y también de serie B. Acabó poniendo pelis muy cutres. De hecho, creo que vi allí una de los Hombres G (sí, todo el mundo tiene su pasado turbio).

El panorama hoy es bien distinto. En la ciudad sólo queda 1 cine: el «Marta». Se ha transformado en multicines (4 salas), e incluso ha perdido el «… y María», que completa el título de una obra de Armando Palacio Valdés que daba nombre al cine. A un par de kilómetros por la autopista, tenemos más multicines (10 salas).

Cuando empezó el cambio, me pareció un notición: por fin tendríamos dónde elegir. Pero la realidad es otra: los 2 cines ponen las mismas películas. Y, por supuesto, no se salen nunca de lo segado.

Así que, al final, nos hemos quedado sin los cines de siempre, para seguir viendo lo mismo (y a veces, en pantalla más pequeña). Reconozco que las nuevas instalaciones son más cómodas que las antiguas, pero ¿no se podría dejar una de las salas, sólo una pequeña, para exhibir cine alternativo? ¿O cine clásico? ¿De verdad no sería rentable?

Elfriede Jelinek: el discurso del Nobel

viernes, 10 de diciembre de 2004

Me ha llamado la atención el discurso de la premio Nobel de Literatura de este año, Elfriede Jelinek. Empieza así:

¿Es escribir el don de la flexibilidad, de ser flexible con la realidad? Por eso, a uno le encantaría ser flexible, desde luego, pero ¿qué pasa entonces conmigo? ¿Qué pasa con aquéllos que no conocen en absoluto la realidad?

Retrato de Elfriede JelinekUn comienzo prometedor. Lo que más me ha despertado la curiosidad no ha sido el fondo, sino la forma (aunque, en este caso, tienen mucho en común). Y es que la novelista y dramaturga no ha acudido en persona a Estocolmo, sino que ha enviado un video.

La la web de la academia sueca ha publicado el discurso en varios formatos:

  • Video. Fomato Real Media, 39min.
    • En alemán
    • En alemán con subtítulos en inglés
  • HTML
    • En inglés
    • En sueco
    • En francés
    • En alemán

Fotograma de Fresas salvajes, de BergmanCuando se enteró del premio, Jelinek sintió más desesperación que paz. Es conocido su pavor a las multitudes.

Yo me identifico con ella; eso de hablar en público creo que no es lo mío. Por eso es que se ha ganado mi simpatía. No así la de Paco Umbral, que se despacha a gusto en su columna de El Mundo.

El asunto del discurso me ha recordado «Fresas salvajes», de Ingmar Bergman. En ella, Isak Borg -el protagonista- emprende un viaje (esta vez saliendo de Estocolmo) para recibir un premio. El viaje le sirve para hacer un profundo análisis de su vida.

Supongo que es más cinematográfico el viaje. Pero estoy seguro de que Elfriede Jelinek, preparando su video, ha llegado al mismo nivel de autoanalísis que el doctor Borg. Y el mal trago que se ha ahorrado.

Sesión de tarde con Michael Moore

martes, 7 de diciembre de 2004

Michael Moore recibiendo el Oscar™ por Bowling for ColumbineComo no me iban a dejar votar, consideré que no era una tarea urgente para mí. Pero, finalmente, he visto «Fahrenheit 9/11», de Michael Moore. La verdad es que tenía muchísmas ganas, después del buen sabor de boca que me dejó «Bowling for Columbine», su anterior documental.

Lo primero, decir que no me ha decepcionado nada. Es Michael Moore en estado puro. Lástima que no aparece tanto como en otros filmes, es genial improvisando los diálogos.

Yendo ya al trasfondo de la película, lo que más me ha dado que pensar ha sido el tremendo parecido de la situación internacional actual con «1984» de George Orwell.

  • En la novela, el Ministerio de la Verdad se dedicaba a crear la Historia a conveniencia del líder. Y si hacía falta, se cambiaba lo escrito para que encajase con lo que interesaba en cada situación.
    En la película se ve como George Walker Bush ha manipulado la verdad en varias ocasiones: cuando ganó las 1as elecciones, cuando alteró su expediente militar…
  • Ambos líderes mantienen un clima de guerra permanente que les hace más fuertes en el poder. Si hay que inventarse un enemigo, se inventa, aunque sean viejos aliados. De eliminar esas contradicciones ya se encarga el Ministerio de la Verdad/prensa-afín.
  • Nadie puede hablar mal del líder ni del sistema. De lo contrario, ahí están los vecinos delatores para informar a la autoridad.

Lo dicho, película recomendada. Aunque, eso sí, te deja mal cuerpo. Pero es lo que hay…